Las Torres de Quart

A la hora de planificar una visita a Valencia os recomendamos, en primer lugar, consultar a los expertos; buscar a un guía oficial, quien hará que vuestra visita sea cómoda, relajada y un auténtico placer. Pero si decidís, preparar la visita al centro histórico de Valencia por vuestra cuenta, os recomendamos comenzar vuestra visita en las puertas de entrada a la ciudad, como las Torres de Quart.

Su construcción se inició en el siglo XV, de la mano de Francesc Baldomar, imitando el estilo gótico de las torres del Castello Nuova de Nápoles, y como una de las cuatro puertas principales de la ciudad “Portals Grans”.

Su nombre, data del s. XIX, puesto que orientadas hacia el oeste, eran el camino hacia los pueblos y ciudades de la meseta, cuyo camino pasaba por la población de Quart de Poblet, pueblo perteneciente al monasterio tarraconense del mismo nombre. Anteriormente, fueron conocidas como Torres de la Cal, por ser el lugar de entrada de esta mercancía, en el que los comerciantes de la cal pagaban las tasas a la ciudad para poder vender su producto dentro de ella.

A lo largo de su dilatada historia han tenido varios usos. En el s. XVI fueron almacén de pólvora y armas, en el s. XVII fueron prisión para mujeres y en el s. XIX se conviertieron en prisión militar, uso que las salvó de ser derrumbadas junto con la muralla y el resto de puertas.

Permanecen claramente visibles en los muros exterior, los impactos de los cañones del ejército napoleónico, que sitiaba la ciudad en junio de 1808. En 1873 vuelven a ser bombardeadas por el ejército de la Primera República Española. Y durante la Guerra Civil y la posguerra, las Torres de Quart fueron de nuevo utilizadas como prisión, esta vez para presos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *