Convento del Carmen

A veces, visitar una ciudad supone elegir algunas cosas y renunciar a otras, puesto que no disponemos de tiempo para todo. Una primera solución es acudir a un Guía Oficial de Turismo, quien organizará un itinerario de acuerdo a nuestros intereses y tiempo disponible, y para nuestros genios “tus deseos son órdenes”. Otra solución es conjugar dos cosas, como podéis hacer en Valencia con un monumento histórico y centro de exposiciones, el Centre de Carme.

En 1281 llega a Valencia la orden de Santa María del Monte Carmelo, a quien el rey Pedro El Grande concedió potestad para erigir su convento con la condición de que se situase fuera del perímetro de las murallas árabes. Con la ampliación de las murallas en el s. XIV, el convento pasó al interior de la nueva muralla cristiana quedando incluido en el núcleo urbano.

En el s. XIII comienzan las obras de la parte conventual: refectorio, dormitorio y aula capitular. En el s. XIV se inicia la construcción del claustro gótico, concluido en el XV. A lo largo del s. XVI, la comunidad carmelita creció hasta incorporar más de ochenta frailes, lo que conllevó la necesidad de nuevos espacios, que junto a la prosperidad económica, las corrientes de reforma dentro de la orden y la presencia en el convento del talentoso arquitecto y escultor fray Gaspar Sent Martí, hicieron que se acometieran importantes proyectos, entre los que destaca la obra del segundo claustro en estilo renacentista.

A mediados del s. XIX, cientos de conventos perdieron su uso a consecuencia de la aplicación de la Ley Desamortizadora de 1837. El Carmen tuvo la suerte de ser sede de la Academia de Bellas Artes y Museo Provincial, con la finalidad de acoger todas las obras de arte que habían sido retiradas del resto de conventos desamortizados de Valencia. Los muros quedaron tapizados con más de 500 obras. Con el paso del tiempo, la falta de espacio llevó a sucesivas reformas e intervenciones, añadiendo en el s. XX las salas de los arquitectos Ferreres y Goerlich, que llevan su nombre. El antiguo convento quedó sepultado por el uso que a él se daba, alcanzando un alto grado de deterioro tras el uso intensivo de los estudiantes de la Escuela de Bellas Artes y la Escuela de Artes y Oficios, los daños de la Guerra Civil y la riada de 1957.

En 1989 se iniciaron las obras de rehabilitación del edicio y, el Centro del Carmen, perteneciente al Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana, ha albergado desde entonces numerosas exposiciones como espacio cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *